domingo, 30 de diciembre de 2012

Serie de ilustraciones gato

 Ilustración en lápiz de color sobre papel
2012
50 x 70 cm.
Colección privada


 Ilustración en lápiz de color sobre papel
2012
50 x 70 cm.
Colección privada


 Ilustración en lápiz de color sobre papel
2012
50 x 70 cm.
Colección privada


Ilustración en lápiz de color sobre papel
2012
50 x 70 cm.
Colección privada

Durante unos meses, Abraham Moscardó deja de lado el Proyecto Marionetas para elaborar una serie de ilustraciones infantiles. Estas obras fueron producidas por la demanda de un encargo, los dibujos se pensaron para poner imagenes a una canción infantil. 
Como se aprecia, Abraham Moscardó ha tenido que abandonar temporalmente su habitual estilo de trabajo, normalmente con una inclinación tétrica y oscura, para adaptarse a las nuevas exigencias del encargo. Dando como resultado una serie de ilustraciones poco frecuentes en la obra del artista.
Sin embargo, sigue representando el elemento de la "vela", figura que repite constantemente en obras anteriores como sello de identidad, ofreciendo una vez más su característica atmósfera lúgubre.  

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, Abraham: ¡Enhorabuena por esta obra! Es una verdadera delicia, y ...¡cuánto gato tiene, de verdad! ¿Cómo es que me has retratado en el cuarto de los gatos, escribiendo con pluma y tintero y con las gafas puestas a la luz de la vela? Cada vez creo más en la telequinesia, quería decir, la telepatía. Saludos y feliz Año. Veronika

Moscardó dijo...

Hola Veronika, y feliz año para ti también.
Pues... el hecho que aparezca un gato escribiendo con pluma y tintero, con unas gafas a la luz de la vela, como has descrito. Se debe a la adaptación del guión del encargo que me confiaron.
No obstante, me alegra que vieras en este dibujo un retrato tuyo. Ya es casualidad que te gusten los gatos y que además escribas con tintero. (¿Será la telepatía?)
Gracias por la aportación de vuestro comentario, los comentarios honran y enriquecen este espacio creativo.

Atentamente con un saludo gatuno.

Anónimo dijo...

Hola, Abraham: ¿Tú crees en la telepatía? Yo la practico. Si te vas a esto: http://dalinitiscronica.wordpress.com/2012/03/01/cuento-da-capo-para-leer-cerca-de-almeri-a/

verás otro gato con gafas, que no escribe sino que lee. Y en mis páginas de facebook está el mismo gato incluido en un collage, y lo que lee es... ¡mi libro!
Un abrzo. Veronika

Moscardó dijo...

Hola Veronika: ¿Si creo en la telepatía? Pues... a decir verdad soy fan de los temas "raros", o mejor dicho, científicamente sin explicación aparente.
He leido algún que otro libro de parapsicología que abarca el tema de la telepatía. Así como de otros temas como la telequinesia, el viaje astral, los poltergeist o las experiencias sobre las recesiones.

Mi postura en cuanto a creer en la telepatía... no sabría como posicionarme con exactitud, pero tampoco lo consideraría como algo imposible.
Dices que lo practicas, suena como si tuvieras esa práctica habitualmente, como si hicieras un uso de la telepatía de manera consciente.
Los casos que he llegado a conocer en el uso telepático fueron inconscientes, y de corta durabilidad. Y al final, siempre quedan como meras anécdotas aisladas. No descartaría que esas anécdotas pudieran ser la puerta hacia una nueva capacidad del ser humano todavía por explorar.

De todas formas, pienso que antes de que el ser humano desarrollase la telepatía a un nivel consciente y elevado, sería más aconsejable que se encaminase hacia el desarrollo personal, y al aprendizaje de realizar una vida saludable mediante la acumulación de sabiduría.
(Tal y como está el nivel de nuestra sociedad, la telepatía mal usada puede resultar peligrosa).

No obstante, es un tema que siempre me ha atraido. Es un campo que todavía se encuentra en las entrañas del misterio, y como no... necesitamos del misterio para que podamos sorprendernos.

Un saludo Veronika, encantado de recibir noticias tuyas de nuevo.

Psd: Entrañable imagen que me enseñas con tu enlace. :)

Anónimo dijo...

De acuerdo contigo en todos los aspectos de tu respuesta. Un saludo. Veronika